miércoles, 2 de julio de 2014

Pequeños poemas.


Sin titulo



Sonrisas tristes de noches en vela
y sueños rotos.
Calor aliado de insomnios y musas que se escapan.
Musas que no vuelven. Musa durmiente.
Musa de rincón florido y lágrima ácida
De labios veneno.
Que besan poetas que juegan con la muerte.

No te marches


El atisbo de la última mirada.
No te vayas.
Ven.
No digas nada, bésame.
Promete que todo va a salir bien.
Al final termino mirando como marchas.
Ya nadie promete que todo va a salir bien.
Sólo vemos como todo se va a la mierda.
Y no hacemos nada.

Que se caiga la ciudad.


  La piel se eriza
y esta vieja ciudad se queda pequeña
para besarte.

 Para irnos cuando quieras
 o quedarnos a ver cómo se derrumba.


 Cuando caigan meteoritos y esto se vaya al traste. 
Te seguiré diciendo que bailes una última vez conmigo.

 Si la puta ciudad se derrumba, permanece a mi lado.
 Que les jodan a los que no te tienen. 
 

9 comentarios:

  1. Muy bonitos,me encanta como escribes.Estaba espectante a q publicaras algo.No dejes de hacerlo nunca. ;)

    ResponderEliminar
  2. Pequeños poemas, pero muy grandes. Siempre me ha fascinado la capacidad de sintetizar tanto en pocos versos. Dice mucho del arte.

    Cuídate.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus palabras amigo. Ser pequeño no quiere decir ser malo.

      Eliminar
  3. La piel se eriza
    y esta vieja ciudad se queda pequeña
    para besarte.
    FAV

    ResponderEliminar
  4. ¿Y si te digo que me identifico muchísimo con todos los poemas? De verdad, no me podían parecer más familiares. ¡¡Me encantan!! Y me alegra saber que no soy la única que en estos momentos se siente así... ;)
    Un abrazo y pásate cuando quieras :3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Utopía. En cuanto tenga un rato de sentarme me paso. Me alegro de que te identifiques con estos pequeños trozos de poesía

      Eliminar